Trump llamó a Kim Jong-un a no "poner a prueba" a EEUU

Share

"He escuchado por parte de un pariente de Kilju que los bebés nacidos en los hospitales locales presentan deformidades", sostiene otro de los integrantes de este grupo.

Ante el parlamento surcoreano, el presidente estadounidense volvió a advertir al líder del régimen.

Trump calificó de "retorcidas" las pésimas condiciones en Corea del Norte, donde, de acuerdo con el mandatario, la hambruna es acuciante.

"Estamos mostrando una posición muy fuerte, y creo que entienden que tenemos un poder militar incomparable". Todos los presidentes estadounidenses desde Ronald Reagan, excepto George H.W. Bush hicieron el viaje.

Cabe señalar que el magnate advirtió este martes a Pyongyang que ordenó fortalecer al Ejército de Estados Unidos en la zona, pero también ofreció una apertura diplomática para "lograr un acuerdo".

Trump asistió a una reunión con familiares de japoneses secuestrados por el régimen norcoreano entre 1977 y 1983 y se comprometió a trabajar "estrechamente" con el Ejecutivo japonés para tratar de lograr su retorno.

Il Palermo Calcio ha un nuovo presidente: Giovanni Giammarva
Classe 1958 (e genero di Maria Falcone , sorella di Giovanni, il magistrato assassinato dalla mafia nel 92), Giammarva è un ragioniere commercialista.

En la imagen, publicada, el 16 de septiembre de 2017, por la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte, se muestra el lanzamiento del misil balístico norcoreano de alcance intermedio Hwasong-12.

Agregó que ha visto "mucho progreso" en el trato con Corea del Norte aunque no quiso ahondar sobre si quiere conversaciones diplomáticas directas con ese régimen.

El discurso del mandatario estadounidense una vez pisó tierra surcoreana se distanció del mantenido en Japón, en el cual el exhibió un tono bélico y desafiante. Por eso existe un Consejo de Seguridad en las Naciones Unidas, que es el que realmente toma las decisiones incluso para autorizar la invasión de países como Irán.

"Hemos acordado comenzar inmediatamente las negociaciones en cuanto al desarrollo y la adquisición de los más avanzados activos de vigilancia militar", anunció el presidente surcoreano, Moon Jae-in, en una conferencia de prensa.

Por contra, otros tantos manifestantes de signo conservador dieron la bienvenida al jefe de Estado de EE UU en las céntricas avenidas de Seúl, que contaron con un extraordinario despliegue policial para evitar altercados.

Moon reafirmó que su acercamiento diplomático no es sobre el equilibrio entre Washington y Pekín, sino que desea ampliar y diversificar el terreno diplomático de Seúl para la paz y estabilidad en el Nordeste Asiático.

Share